Con la finalidad de contribuir al desarrollo forestal y pecuario del Alto Piura, el PEIHAP a través de la Gerencia de Desarrollo Agrícola y Promoción de la Inversión Privada, capacitó a 25 ganaderos de la Noria Hualtaco, del distrito de La Matanza, en el mejoramiento de pasturas, producción forrajera y manejo de ganado vacuno, además se explicaron los beneficios y programas que desarrollará el Proyecto próximamente.

Durante la exposición, el Ing. Javier Chira, de la Gerencia de Desarrollo Agrícola del PEIHAP explicó cómo recuperar las pasturas a través de: la selección de especies forrajeras, la resiembra, el abonamiento, el riego de pastos y el manejo del pastoreo.
 
“El pasto constituye la principal fuente de alimento del ganado vacuno y caprino, mantiene a más del 80% de la ganadería de la Región. Sin embargo, la productividad de carne y leche baja debido al desconocimiento de los agricultores de la recuperación y manejo técnico de las pasturas, a esto se suma el agotamiento de los suelos, la falta de semillas y el sobre pastoreo”, indicó.
 
Manifestó, que el manejo adecuado de los pastos permitirá que los ganaderos tengan un uso eficiente del recurso forrajero y puedan disponer de alimento de calidad, a un bajo costo, durante todo el año para su ganado, con la consecuente mejora de la eficiencia de su producción, conduciéndolos al desarrollo de una ganadería competitiva y sostenible.
 
“Por ello, es importante fomentar técnicas de conservación de pastos y forrajes, como la henificación y ensilado, aprovechando que en este año existe una gran producción de pasturas en el Alto Piura”, manifestó.
 
Para complementar la capacitación, el Ing. Chira señaló que, además de la falta de calidad de los pastos, otro de los factores que limitan la producción de un buen ganado es el bajo potencial genético de los animales, para la producción de leche y carne, y el cruce indiscriminado de bovinos.
 
“Es necesario utilizar complementos alimenticios e incorporar bancos de semen, para optimizar la calidad genética del ganado vacuno. Asimismo, es importante mejorar las técnicas de alojamiento de los animales, así como la limpieza, las instalaciones de los establos y la calidad del alimento y del agua, todo ello con el objetivo de mejorar la producción de carne y leche”, sostuvo.