El Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético del Alto Piura viene coordinando con Pro Rural para llevar a cabo el saneamiento físico legal de las tierras reservadas para el PEIHAP, que suman un total de 144,472.47 hectáreas, divididas en ocho predios matrices San Juan, Buenos Aires, Del Carmen, Polluco, El Ala, Pabur, Vicús y Rinconada.

“Estamos trabajando con Pro Rural para programar las acciones del Diagnóstico y Saneamiento Catastral y Registral, correspondientes a los predios matrices, todo ello con la finalidad de no afectar los terrenos de las familias que viven en el área de influencia del Proyecto”, manifestó el Ing. Alberto Joo Chang, Gerente General del PEIHAP.

Indicó, que para iniciar el saneamiento de las tierras es necesario contar con un Diagnostico Físico Legal de toda el área, el mismo que permitirá conocer la situación actual de los terrenos y ayudará a plantear, de manera más certera, las estrategias de saneamiento aplicables.

“Actualmente solo se conoce el perímetro de los terrenos del PEIHAP, pero no se contempla lo que hay en su interior como pueblos, iglesias, postas, entre otros. Una vez que empecemos con el saneamiento, se sabrá realmente cuáles son los límites y, lo más importante, tomaremos las medidas necesarias para no afectar a los vivientes de la zona”, señaló el Ing. Joo.

Asimismo, manifestó, que para desarrollar el Tercer Componente es necesario el Estudio de Ingeniería para el sistema de riego de las 19 mil hectáreas que se destinarán para cultivos, el saneamiento físico legal de las 144 mil hectáreas, el Plan de Acondicionamiento Territorial de la Provincia de Morropón, el Plan de Desarrollo Urbano y Rural del Distrito de La Matanza y el Proyecto de Vivienda y Servicios para la población a reubicarse.

“Los estudios y planes mencionados son instrumentos necesarios para desarrollar el Tercer Componente, que es el crecimiento del Valle Nuevo y que traerá mucho beneficio a los agricultores que viven en esta zona”, indicó el Ing. Joo.

Al respecto, explicó que según la Ley N° 27887, que establece las disposiciones para la venta de tierras habilitadas de los Proyectos Especiales Hidroenergéticos y de Irrigación del país, el 30% de las tierras tienen que venderse a las personas que viven en la zona y califica como beneficiarios a los campesinos y pequeños agricultores que residan en el área de influencia del Proyecto.

 

En este sentido, manifestó que se están realizando las acciones y gestiones necesarias, para que las 900 familias censadas, que actualmente radican en la zona de influencia del PEIHAP, no sean perjudicadas y puedan acceder a las tierras del PEIHAP.