“Luego de diversas gestiones, ENOSA ha dado factibilidad de proveer 2.2 Megawatts de energía eléctrica a la Línea de Transmisión, para los próximos 5 años y será suficiente para que el contratista Obrainsa-Astaldi ejecute las obras del Componente I del PEIHAP, tal como está estipulado en el contrato”, informó el Ing. Reynaldo Hilbck, Gobernador Regional de Piura, quien manifestó que el Proyecto Alto Piura muy pronto se reanudará y en dos frentes de trabajo.

Señaló, que el problema que afronta actualmente el PEIHAP es referente al suministro de energía eléctrica, que sirve para el funcionamiento de los diversos equipos que utiliza el contratista para la perforación del Túnel de Trasvase.

“Al inicio, se nos informó que la Línea de Transmisión, de más de 60 kilómetros, había sido vandalizada y que estaba inoperativa, a lo cual ENOSA luego de evaluarla, ha determinado que es suficiente un mantenimiento rutinario para ponerla activa. Esto es muy importante puesto que este mantenimiento, está dentro de contrato firmado y no representa adicional alguno”, enfatizó.

Explicó, que mientras se hace este mantenimiento, el contratista Obrainsa-Astaldi debe alquilar generadores eléctricos, para esto se han presentado dos cotizaciones en dos adicionales.

Indicó, que los costos de combustible y mantenimiento presentados por el uso de generadores eléctricos son muy onerosos, por ello se denegó el primer adicional de 25 millones de soles y también el segundo adicional que presento la empresa, casi al finalizar el año, por 15 millones de soles.

“Se están analizando las múltiples alternativas, siempre cumpliendo con las normas legales vigentes, por ello estamos siendo muy cuidadosos y escrupulosos para salvaguardar los recursos del Estado, que son de todos los peruanos”, remarcó el Ing. Hilbck.

Asimismo, sobre los costos de paralización explicó que el Supervisor de Obra debe analizar las situaciones que originaron la interrupción de las obras del Proyecto. Señaló, que si esas situaciones no son imputables al Contratista entonces se le reconocerá los gastos generales y si no hay sustento de la paralización, entonces el Contratista deberá reiniciar la obra bajo responsabilidad.

“Aún no están claras las causas de la paralización, es decir no es seguro el pago de penalidades en este caso”, indicó. De igual manera, resaltó que como autoridad regional es su intención, y la de su equipo de trabajo, que se cuiden los recursos del Proyecto y del Estado.

“Hemos analizado múltiples alternativas, que signifiquen el menor costo posible para el Estado, habiéndose encontrado la solución más rápida y barata, y sobretodo legalmente más segura, ya que sabemos que existe personas mal intencionadas que buscan protagonismo político y dañar honras con sus declaraciones”, manifestó.