El Ing. Marco Vargas Trelles, Gerente General del Proyecto Alto Piura, se reunió con miembros del Colegio de Ingenieros de Chulucanas, con el propósito de socializar los objetivos, beneficios e importancia del PEIHAP. “El Proyecto Alto Piura es la inversión en infraestructura hidráulica más importante de la Región y su finalidad es contribuir a mejorar los niveles de vida de la población de la región Piura y del país, a través de la ejecución de obras de ingeniería, promoviendo así el desarrollo socioeconómico integral, en armonía con el medio ambiente y sus recursos naturales”, expresó.

 

Explicó, que el PEIHAP consta de cuatro componentes. El primero, actualmente lo ejecuta el Consorcio Obrainsa-Astaldi, que tiene a su cargo la construcción de la Presa Tronera Sur y el Túnel de Trasvase de 13 kilómetros, lo que permitirá la derivación de 335 millones de metros cúbicos de agua, al año, del río Huancabamba al río Piura.  

 

“En en el marco de los trabajos del primer componente se ha avanzado con la construcción de los caminos de acceso, las sub estaciones eléctricas, la galería de acceso al portal de entrada, los gaviones de protección en el río Huancabamba y se han perforado 237 metros del túnel”, manifestó el Ing. Vargas.

 

Indicó, que en la elaboración de la ingeniería de la construcción del primer componente, se está llevando a cabo la verificación topográfica y georeferencial. Además, se han realizado obras preliminares y provisionales como es la adquisición de materiales, liberación de terrenos, mantenimiento de caminos e instalación de alcantarillas..

 

Manifestó, que el Proyecto Alto Piura y el Consorcio Obrainsa-Astaldi tienen un compromiso con la población altopiurana, por ello llevan a cabo un programa de mantenimiento de caminos vecinales que se usan para las obras, reparación de daños a infraestructura por el paso de maquinaria y/o equipos, compensación por daños, si los hubiera, a propiedad privada, empleo para la población local en trabajos no especializados, entre otros.

 

De igual manera, explicó que el segundo componente comprende la construcción de una presa y dos centrales hidroeléctricas, en los sectores de Cashapite y Gramadal, para la generación de 850 giga vatios por año.

 

En el tercer componente, las aguas del río Huancabamba, que pasarán por el túnel de trasvase, se llevarán hasta un reservorio en el sector de Mamayaco, lo que permitirá irrigar 19 hectáreas de tierras nuevas, mediante una moderna infraestructura de riego que distribuirá el agua hacia tierras que ahora son eriazas.

 

“El cuarto componente, es el sistema de irrigación para el valle tradicional mediante el uso de aguas subterráneas y superficiales para irrigar aproximadamente 31 mil hectáreas, beneficiando a los agricultores del valle del Alto Piura, además se incrementará la productividad agropecuaria y se impulsará la asociatividad para incrementar la oferta exportable de productos agrícolas y agroindustriales con valor agregado”, expresó.