Con el objetivo de impulsar y gestionar adecuadamente los proyectos que las comunidades del distrito de Sondorillo necesitan, la Municipalidad Distrital, con el apoyo del Proyecto Alto Piura, conformó y juramentó a los miembros de una mesa de diálogo, para que a través de este grupo se puedan canalizar los pedidos de la población, como son salud, educación, vial, entre otros.

“La mesa de diálogo es un espacio de participación ciudadana, cuya parte central es la posibilidad de expresar y de escuchar, para lograr los objetivos y sobre todo buscar los acuerdos que se requieren para que las solicitudes de la población puedan gestionarse correctamente y no se llegue a los conflictos sociales”, manifestó el Ing. Marco Vargas Trelles, Gerente General del Proyecto Alto Piura.

Señaló, que esta mesa está conformada por el párroco, Justo Panta Adrianzén, como presidente; Sr. Martín Silva de la Cruz, como vicepresidente; Abog. Ridan Labán Rojas, como secretario; Sra. Rosa Rentería Rojas, como secretaria; y los presidentes de la ronda central de Sondorillo, de Cuse y de la comunidad campesina, como fiscales de órdenes, quienes tendrán la labor de propiciar espacios de participación ciudadana, hacer seguimiento, gestiones, proponer proyectos de desarrollo para la mejora de calidad de vida de la población sondorillense.

Indicó, que esta será una actividad grupal donde todas las personas, organizaciones e instituciones invitadas, acudirán en igualdad de condiciones, ninguna estará por encima de otra. Todos los puntos de vista, posiciones, opiniones y expresiones serán valoradas de igual manera.

“El propósito es que a través del diálogo respetuoso se busque la solución a los problemas que enfrenta la comunidad. El PEIHAP cumple un rol de facilitador y se compromete a articular esfuerzos con el Gobierno Regional, Direcciones Regionales, autoridades locales y nacionales, para impulsar o destrabar los proyectos que son prioritarios para el desarrollo del distrito”, sostuvo el Ing. Marco Vargas.

En ese contexto, explicó que el PEIHAP viene coordinando con la Municipalidad, el Juez de Paz, Subprefecta, Párroco, y presidentes de las rondas campesinas y frente de defensa, para definir la ruta de la vía de evitamiento para el distrito, una de las propuestas es mejorar la vía carrozable Nuevo Porvenir, Mitupampa, Lacchán y Rumicorral.

Respecto a la mano de obra local, el Ing. Marco Vargas indicó que se viene trabajando conjuntamente con el Juez de Paz y con los presidentes de rondas para armar las listas de los pobladores que aún no hayan trabajado en las obras del primer componente del PEHAP, para que con su respectivo curriculum postulen a una vacante de trabajo.

De igual manera, informó que en la comunidad de Shanga, donde se ubica el campamento del contratista, el PEIHAP viene gestionando la instalación de dos aulas prefabricadas, que beneficiarán a 23 niños de inicial y 22 niños de primaria, de la institución educativa N° 1570.

“El Proyecto Alto Piura, junto con el Consorcio Obrainsa-Astaldi, están llevando a cabo un apoyo social para esta comunidad, que consiste en el afirmado del terreno, construcción de una losa de cemento y la instalación de dos aulas pre fabricadas, para que los niños de Shanga puedan tener más facilidades para acceder a una educación de calidad”, expresó el Ing. Marco Vargas.