“Los piuranos estábamos esperando, por muchos años, que se concrete el cuarto componente del Proyecto Alto Piura. El 2006, se declaró de interés y necesidad pública solo el primer componente y se dejó de lado los demás. Gracias a la iniciativa del congresista Luis López Vilela, se ha logrado rescatar el cuarto componente y que hoy cobra mucha más vigencia”, expresó el Ing. Marco Vargas Trelles, Gerente General del PEIHAP, entorno a la aprobación por parte del Congreso de la República de la Ley N° 2232, que declara de necesidad pública e interés nacional el IV componente el PEIHAP.

Explicó, que si bien se denomina cuarto componente, no quiere decir, que es el cuarto en importancia o en ejecutar. Señaló, que este componente debería haberse iniciado en paralelo con el primero, que tiene como objetivo trasladar las aguas del río Huancabamba, a través de un túnel, al río Piura.

“El cuarto componente permitirá mejorar el sistema de riego de 31 mil hectáreas, que son de los miles de agricultores que siembran en el valle del Alto Piura, en los distritos de Bigote, Salitral, Buenos Aires, La Matanza y Morropón”, indicó el Ing. Marco Vargas.

Manifestó, que debido a la poca agua que existe actualmente solo riegan hasta 14 mil hectáreas, pero el potencial del valle tradicional es de 31 mil hectáreas, es decir, las 17 mil hectáreas que faltan por irrigar serían regadas con las obras del cuarto componente.

“Cuando no hay lluvias, solo se riegan 7 mil hectáreas, aproximadamente, las cuales son abastecidas por pozos, al resto de hectáreas no les llega agua, esto no permite que se realicen dos campañas, solo una, porque el agua es escasa”, señaló.

Destacó, que la aprobación de esta Ley permitirá canalizar los recursos necesarios para que se puedan ejecutar las obras que permitirán asegurar y mejorar el riego de 31 mil hectáreas del valle tradicional del Alto Piura, lo que permitirá tener hasta dos campañas al año.

“Esto significa, que ya no se tendrían problema de sequía o de baja productividad de los pozos, sino que habría un sistema de captación y regulación del recurso hídrico”, precisó.

Explicó, que el cuarto componente contempla la construcción de dos embalses principales, uno a la margen derecha del río, en la quebrada de Piques, que corresponde al distrito de San Juan de Bigote, y otro embalse en el sector de La Maravilla, en el distrito de Buenos Aires, que captará aguas de dos ríos: La Gallega y Corral del Medio.

“Entre las dos represas se captarían cerca de 270 millones de metros cúbicos, además tendrían la capacidad de regular el agua, no solamente para riego, sino también permitirían regular el caudal cuando se produzcan grandes avenidas, y así prevenir problemas de inundación en el medio y bajo Piura”, indicó.

Manifestó, que también se han considerado otros subcomponentes para la optimización del riego a través del mejoramiento de canales, sistemas de bombeo y captaciones como la de Pabúr, Yapatera y Charanal, que permitirán aprovechar al máximo el agua, que actualmente se pierde en el mar, porque no se cuentan con estas obras que son de suma importancia para el Alto Piura.

“El cuarto componente tiene estudios a nivel de perfil y se deben desarrollar los estudios definitivos, que determinaran la cantidad de pozos que se deben perforar, porque hay que tener en cuenta que inicialmente no se contemplaba la construcción de dos represas, ahora están proyectadas, lo que permitirá mejorar el sistema de riego y potenciar el sistema de agua subterránea”, expresó.

Cabe señalar, que de acuerdo a los estudios preliminares, el costo total de los estudios de inversión y las obras del cuarto componente asciende a 980 millones de soles, aproximadamente. Con esta Ley, se está en las condiciones de exigir al Gobierno Central que se le considere en el presupuesto del próximo año.