El Proyecto Alto Piura viene contribuyendo en la reforestación de la cabecera de cuenca de la quebrada Cascapampa, en el distrito de Sondorillo, con tres hectáreas de especies nativas como el Aliso y dos hectáreas de Pino Patula. Este trabajo lo viene ejecutando con el apoyo de Agrorural, la Municipalidad Distrital de Sondorillo, la ONG Progreso y la comunidad campesina Santa Cruz Huamán.

“El Proyecto Alto Piura ha puesto en marcha un plan de reforestación para mitigar los problemas de deforestación y degradación de los suelos. Dentro del área de influencia del PEIHAP, en la cuenca alta del rio Huancabamba, se trabajará en los distritos de Sóndor y Sondorillo”, explicó e Ing. Marco Vargas Trelles, Gerente General del Proyecto Alto Piura.

Indicó, que una de las causas principales de la deforestación es la tala para obtener leña por parte de las familias de escasos ingresos económicos. Asimismo, es una fuente de empleo para los pobladores de la zona rural, quienes sin criterio técnico hacen la tala indiscriminada, causando la deforestación en terrenos planos, así como en laderas. Además, la deforestación avanza por la quema de bosques debido a la ampliación agrícola y por creencias de que las lluvias llegarán.

Manifestó, que de no protegerse las microcuencas altas, se tendrá como resultado la disminución del caudal del río Huancabamba. Por tanto, es necesario y de suma importancia realizar trabajos en el manejo de recursos naturales como la forestación y reforestación para contribuir a la disminución de la erosión de los suelos, la conservación de fuentes de agua y la adaptabilidad de la cuenca al cambio climático.

“El distrito de Sondorillo presentan áreas donde se puede desarrollar plantaciones forestales, que permitirían a las familias obtener en un futuro ingresos económicos, además se puede desarrollar la agroforestería como una alternativa para la optimización del uso de la tierra”, señaló el Ing. Marco Vargas.

En este sentido, el objetivo de este plan de reforestación es contribuir a mejorar las nacientes de agua del distrito de Sondorillo, para conservar y mantener en estado óptimo los cursos de agua, impulsando actividades de protección del bosque natural y las nacientes de agua de las microcuencas.

“Queremos apoyar a las comunidades campesinas a recuperar las plantaciones con la finalidad de asegurar estos afluentes, cuyas aguas se depositan en la quebrada Cascapampa, que es la que irriga el distrito de Sondorillo”, indicó el Ing. Marco Vargas.