El Ing. Marco Vargas Trelles, Gerente General del Proyecto Alto Piura, y el Ing. Jesús Moreno Mantilla, Gerente de Estudios y Proyectos del PEIHAP, participaron en el primer Encuentro Nacional de Proyectos Especiales del Perú hacia el Bicentenario organizado por el Proyecto Especial Chinecas, con la finalidad de intercambiar experiencias entre los proyectos especiales de irrigación que se ejecutan en el país.

En esta reunión, que se llevó a cabo en las instalaciones del auditorio de la Universidad Nacional del Santa, en Chimbote, participaron 09 delegaciones de proyectos especiales con el objetivo de difundir la importancia de estos proyectos, así como su aporte y contribución al desarrollo socioeconómico del país.

“Este encuentro ha sido muy importante, porque hemos conocido las experiencias de los diversos proyectos, con lo cual hemos consolidado ideas y propuestas para que los proyectos asuman otras responsabilidades, de tal manera que se mejore lo que se viene ejecutando actualmente”, manifestó el Ing. Marco Vargas.

Indicó, que tomando las experiencias de proyectos que llevan más años en ejecución, el Proyecto Alto Piura podrá visualizar hacia donde puede dirigir sus esfuerzos, de tal manera que se formen alianzas entre el Estado, la empresa privada y los agricultores, que permitan desarrollar la agricultura y la agroindustria en la región Piura.

Durante el encuentro se analizaron temas importantes, como el aporte de los proyectos especiales a la reactivación económica, reversión de los niveles de pobreza, cero corrupción, e innovación, ciencia y transferencia tecnológica.

Cabe señalar, que las conclusiones de esta asamblea se han plasmado en la Declaración de Chinecas, documento que ha sido firmado por los representantes de los proyectos especiales, donde se realizan recomendaciones para que el Gobierno Central reactive la economía nacional a través de estos proyectos.

Por otra parte, se realizó un recorrido por las instalaciones de la empresa agroindustrial San Jacinto, ubicada en el valle del río Nepeña, a unos 45 kilómetros de la ciudad de Chimbote. La diversidad climática de este valle, la fertilidad de sus suelos y la presencia del canal de irrigación del Proyecto Especial Chinecas, que asegura el recurso hídrico en gran medida, hacen de este valle una zona propicia para el cultivo de caña de azúcar y de diversos productos agrícolas.

“Quiero felicitar a la empresa San Jacinto, porque un terreno que aparentemente no tenía valor agrícola, ha resurgido gracias al desarrollo de la tecnología y nuevas técnicas de agricultura, logrando inclusive introducir nuevos cultivos para la zona, como es el mango”, expresó el Ing. Marco Vargas.

Señaló, que este modelo económico debe replicarse, sobre todo con los pequeños productores, para que tengan una diversificación de cultivos, aprovechando cultivos de corto periodo de producción, para luego dar paso a cultivos de largo aliento como son los frutales.

Resaltó, que el compromiso del Estado, a través de los proyectos especiales, debería permitir un mayor desarrollo para que se asegure el recurso hídrico a futuro y haya más agricultores beneficiados.

Participaron en este encuentro: El Proyecto Especial Alto Mayo, Proyecto Especial Chira Piura, Proyecto Especial Olmos Tinajones, Proyecto Especial Binacional Puyango Tumbes, Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético del Alto Piura, Proyecto Especial Jequetepeque Zaña, Proyecto Especial Regional Pasto Grande Moquegua, Proyecto Especial Majes Siguas, Proyecto Especial Chavimochic, Proyectos especial Chinecas.