Las obras del Proyecto Alto Piura avanzan de acuerdo a lo programado y no se detienen. Los trabajos marchan en paralelo por los dos frentes del túnel de trasvase, las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, así en el frente de entrada se registra un avance de perforación de 1,170 metros y en el frente de salida se tienen 640 metros, acercándose pronto a los dos kilómetros de excavación, informó el Ing. Marco Vargas Trelles, Gerente General del PEIHAP.

Explicó, que la calidad de la roca es un factor fundamental que influye en el avance de la perforación diaria del túnel. Si se encuentra una roca muy frágil, del tipo 5a o 5b, se debe realizar una excavación más pausada por seguridad y por el tipo de sostenimiento que se utiliza, por el contrario una roca tipo 3, que es un material más compacto, permitirá optimizar el proceso de perforación.

“La calidad del macizo rocoso, es la que determina si se optimizan o se reducen los tiempos en la excavación. Por ello, son fundamentales los estudios de prospección geológica que efectuamos en el túnel. Mediante este proceso se toman muestras del material que se encuentra a 150 metros adelante del frente, lo que permite prever que tipo de roca existe para tener listo la maquinaria y equipos necesarios”, manifestó el Ing. Marco Vargas.

Indicó, que el objetivo de la actual gestión es concluir este año con cuatro mil metros perforados, que es la tercera parte del túnel, con todas las condiciones para que los trabajos no se detengan, para que en tres años más el túnel de trasvase esté terminado.

“Todos estamos comprometidos en el avance de esta obra, tanto el PEIHAP, como el Contratista y la Supervisión. Tenemos todos los complementos necesarios para avanzar con la construcción del túnel, caminos de acceso, plantas procesadoras de materiales, la línea de transmisión operativa, maquinaria, campamentos en el frente de entrada y salida y financiamiento”, expresó el Ing. Marco Vargas.

De igual manera, resaltó que están realizando un trabajo social con la población de su área de influencia directa, para atender sus pedidos de apoyo. Señaló, que sostienen reuniones con las rondas campesinas, autoridades locales y comunidades con el fin de conocer sus inquietudes y apoyarlos en gestionar algún perfil o expediente para alguna obra de necesidad social.

“Como PEIHAP no podemos hacer obras directamente, pero si podemos ayudar a gestionar algún proyecto. En ese marco, se ha logrado terminar y entregar el perfil para un complejo educativo para el caserío de Pampas. Se está realizando una labor de reforestación en Cascapampa, donde se construirá un reservorio cuyo perfil también hemos preparado”, señaló el Ing. Marco Vargas.

También, agregó, que el Proyecto Alto Piura elaboró el perfil de un proyecto para la futura construcción de un camino vecinal que unirá a los centros poblados de Cashapite y Tablurán, del distrito de Huarmaca, y apoyará también con un estudio preliminar para un camino vecinal de San Miguel de El Faique a Sondorillo. Además, se ha logrado que se otorgue financiamiento para el proyecto Chalpa Cashapite, que consiste en la construcción de más de 60 km de canales y cuyo expediente técnico está próximo a convocarse.

Por otra parte, sostuvo que gracias a la aprobación de la Ley N° 2232, que declara de necesidad pública e interés nacional el IV componente el PEIHAP, se podrán construir reservorios que permitirán abastecer de agua para riego y permitirían regular el caudal del río cuando se produzcan grandes avenidas, y así prevenir problemas de inundación en el medio y bajo Piura.