Con el objetivo de llevar a cabo la constatación física de las obras ejecutadas al interior del túnel de trasvase, el Ing. Reynaldo Almestar Saavedra, Gerente General del Proyecto Alto Piura, y el equipo técnico del PEIHAP, vienen realizando las coordinaciones necesarias para efectuar la habilitación del ingreso a ambos frentes del túnel. Esta actividad es fundamental, para proceder con la liquidación de obra, luego se hará la actualización del expediente técnico y se podrá convocar a un nuevo proceso de licitación. 

“La prioridad del Gobernador Regional, Servando García Correa, es convocar lo más pronto posible la licitación del saldo de obra del túnel de trasvase y la presa tronera sur. Para ello, necesitamos realizar la habilitación del frente de entrada y salida del túnel, dado que por el tiempo que lleva sin actividad, no hay oxígeno al interior, hay presencia de gases tóxicos, no hay electricidad y está inundado por la filtración de las lluvias”, explicó el Ing. Almestar.  

Señaló, que junto con los ingenieros del PEIHAP, se está preparando un proceso de selección para que una empresa especializada se encargue de realizar la habilitación. Entre los trabajos que se deben realizar está retirar las mallas metálicas, bombear el agua del interior del túnel, poner operativos los ventiladores para el oxígeno, corroborar el estado de las sub estaciones eléctricas y el tendido eléctrico, realizar una evaluación geológica y estructural, además hay presencia de murciélagos y residuos de excrementos.

Indicó, que el proceso de selección para realizar las actividades preliminares, para ingresar al túnel de trasvase a efectos de culminar la constatación física e inventario de la obra, se podría convocar en el SEACE la primera semana de abril. El consentimiento de la buena pro, se daría en quincena de abril, con lo cual se podría dar inicio a las actividades de habilitación del túnel, las cuales tienen un plazo de 30 días calendario. 

Asimismo, resaltó que hay buenos términos con el Consorcio Obrainsa-Astaldi, para proceder con la apertura de las mallas metálicas e ingresar a realizar la constatación física. Además, esto permitirá que el Consorcio pueda tasar y vender sus equipos que se encuentran en la zona de obras. Los fondos obtenidos de dichas ventas serán usados para el pago proporcional de las deudas que mantiene con sus ex proveedores.

Además, informó que con la constatación física también se podrá pagar la valorización N° 29, cuyo monto es de 800 mil soles aproximadamente, y que el Consorcio Obrainsa-Astaldi se comprometió a priorizar para el pago de los pequeños proveedores locales.

“Estamos trabajando y coordinando continuamente con el Gobierno Regional, para lanzar la convocatoria de licitación pública del saldo de obra y retomar los trabajos en el túnel lo antes posible. Queremos que el proyecto salga adelante y es importante el apoyo de todos, para lograr el éxito”, expresó.