Los representantes del Consejo de Recursos Hídricos de la Cuenca Chira Piura se reunieron con el Ing. Reynaldo Almestar Saavedra, Gerente General del Proyecto Alto Piura, y el equipo técnico del PEIHAP, para coordinar acciones con el fin de reducir la vulnerabilidad frente al riesgo de inundaciones y la escases hídrica en la región Piura.

Se propusieron cuatro frentes de trabajo. El primero, sobre Infraestructura Verde y Conservación de Suelos, que comprenden trabajos de forestación y reforestación, protección de bosques naturales y páramos, prácticas de conservación de suelos e implementación del Fondo Regional del Agua-FORASAN.

El segundo frente, es el Control de Crecidas y Protección de Cauces, que contempla reservorios de retención temporal de agua, reservorios para retención y riego, defensa ribereña, rectificación del cauce de ríos, salida del río al mar, delimitación de la faja marginal de ríos y quebradas y descolmatación anual de ríos, quebradas y drenes.

El tercer grupo, es el drenaje pluvial en zonas urbanas, con los proyectos integrales que consideran macro drenajes pluviales en las ciudades. El cuarto frente, es el fortalecimiento institucional de desarrollo de capacidades, que considera la constitución de una unidad de gestión regional, liberada por el Gobierno Regional Piura, además del sistema de alerta temprana y mejora de la cultura del agua.

Además, se explicó que los riesgos potenciales en un escenario de cambio climático son: inundaciones, sequía, variaciones extremas en el recurso hidráulico, incremento del nivel del mar, impactos negativos sobre la calidad del agua, heladas, daños en cultivos, deslizamientos, erosione, huaycos, sedimentación en cauces de ríos, quebradas represas y drenes.

En ese sentido, el Ing. Reynaldo Almestar, Gerente General del PEIHAP, explicó que el Proyecto Alto Piura tiene a cargo el monitoreo y seguimiento de la elaboración del “Plan Integral para el Control de Inundaciones y Movimiento de Masas y del Plan Maestro del Drenaje Pluvial de los distritos de Piura, Castilla y 26 de Octubre”, que tiene como objetivo principal prevenir futuras inundaciones.

“El Plan Maestro contempla cinco componentes: recuperación y reforestación de los suelos en la cuenca alta, infraestructura en la cuenca media para regular el río, el drenaje pluvial urbano, la salida del río al mar en la cuenca baja y, el componente institucional, que se desarrollará como propuesta de gestión y operación de la infraestructura que se genere durante su implementación”, manifestó.